Hoja de sala «Arte contemporáneo en Oaxaca. Vanguardia, mito y tradición»

La exposición Arte contemporáneo en Oaxaca. Vanguardia, mito y tradición recoge las diversas manifestaciones artísticas que se dieron en el estado de Oaxaca, situado al suroeste del territorio mexicano, entre 1960 y 1990.

Marcada por las claras tendencias del arte oaxaqueño, con sus diferentes lenguajes y estilos, en ella se representa tanto la variedad de las manifestaciones artísticas existentes como sus puntos en común. El subtítulo “vanguardia, mito y tradición” nos permite reflejar esta variedad y señalar las tres líneas estilísticas que se destacan en esta exposición dentro de la creación plástica de los artistas oaxaqueños.

La muestra reflexiona sobre el papel de Rodolfo Nieto, Francisco Toledo y Rodolfo Morales como impulsores de estas tendencias en el arte contemporáneo de Oaxaca, indagando en la relación que se establece entre ellos y los artistas que les sucedieron. Todo ello sin olvidar el papel que tuvo Rufino Tamayo como germen del cambio de paradigma en el arte de esta región, presente también en la exposición.

Génesis

La obra de Rufino Tamayo, padre de la pintura moderna en México, supuso una revolución a escala nacional e internacional. Su capacidad sintetizadora y aglutinadora de conceptos y referencias hace posible que una misma obra conviva la tradición y creencias de los pueblos mexicanos con el lenguaje vanguardista.

Tras él, tres fueron los artistas que lo siguen tanto en cronología como en excelencia: Rodolfo Morales, Rodolfo Nieto Francisco Toledo. Cada uno de ellos nos sirve aquí de motivo para trazar las líneas temáticas que han condicionado el arte oaxaqueño contemporáneo, y que siguen haciéndolo en la actualidad.

Tradición y cotidianidad

Felipe Morales, 
El rito del adiós (1989)

El día a día, sus tradiciones y costumbres, su entorno, representado a través de los ojos y el pincel de artistas como Rodolfo Morales, Felipe Morales, Maximino Javier, Irma Guerrero y Fernando Olivera.

En estas obras, las escenas cotidianas se entremezclan con la tradición cultural zapoteca e impregna sus obras de fantasía. Colores vivos, tonos tierra, ocres y rojizos, predominan en las obras de estos artistas, los cuales se han relacionado con el Realismo Mágico.

Vanguardia: Forma y materia

Luis Zárate, 
Sueño tropical (1984)

El componente más vanguardista en cuanto a las similitudes con los movimientos y lenguajes contemporáneos de otros continentes lo vemos aquí en el empleo de la pintura matérica, informalista y gestual de Rodolfo Nieto, Luis Zárate y en la obra de Alejandro Santiago.
Sin embargo, a pesar de este su modernidad, el vínculo con la tradición indígena sigue patente en las referencias y la representación de la flora y fauna local en sus obras, incluso en las más alejadas de la forma.

Mito y magia

Juan Alcázar, 
Culebra de agua (1988)

Ambos elementos están muy presentes en la vida, tradición y arte de Oaxaca. Como resultado vemos obras cargadas de referencias a la tradición mesoamericana y zapoteca a partir de temas mitológicos, la representación de animales reales e imaginarios, los sueños, lo místico, la noche.

Aquí la atmósfera fantástica creada se tiñe de oscuridad y ambiente etéreo, que comparte protagonismo con las texturas y la inclusión de nuevos materiales, especialmente de la mano de Francisco Toledo.

Junto a él, Juan Alcázar, Cecilio Sánchez y Justina Fuentes destacan dentro de esta temática tanto en Oaxaca como en esta muestra.

Recomendado

Disfruta de nuestra selección musical especialmente realizada para la exposición «Arte contemporáneo en Oaxaca. Vanguardia, mito y tradición» en la lista de Spotify que encontrarás a continuación.
La música ha sido elegida en inspiración a las obras de la muestra, transmitiéndonos los valores de identidad, tradición y modernidad que también encontramos en las obras.

 
Si van a realizar su escucha en sala le recomendamos comenzar el recorrido por la línea de la «tradición y cotidianidad».